sábado, 3 de agosto de 2013

Tributo al Cómic XV/ Comic Tribute XV

Flash Gordon, creado por Alex Raymond en 1934.

Flash Gordon (o Roldán el Temerario, como se le conoció en gran parte de Latinoamérica, y, a mi criterio, nombre muy apropiado por lo contundente), héroe total y poseedor de una determinación y una frigidez sin parangón, arrastraba inacansablemente a Dale, su eterna novia inmaculada, por un extraño mundo lleno de las más variadas posibilidades. Reinos que reconciliaban en su cotidianeidad lo más primitivo con la más avanzada tecnología acogían a la nunca consumada pareja o eran salvados por el gallardo novio, que, como buen norteamericano, parecía superar con media hora de práctica cualquier desafío que la cultura alienígena le presentara. Aclamado por el pueblo de su planeta adoptivo y perseguido sin cuartel por el terrible dictador de turno, Flash se abocaba a cualquier desafío que subrayara su hombría y lo mantuviera alejado del inexcusable altar y del lecho que le exigiera ponerla en práctica. Mientras tanto, Dale, ardiente de deseo, cometía infinidad de indiscreciones y se llenaba de celos y violencia inexplicable, para ser tratada una y otra vez como una tierna niña (o como una idiota incomprensible) por el único ídolo de su devoción constante.

No hay comentarios: